Numerosos estudios confirman que utilizamos más nuestros dispositivos móviles que los fijos y se espera que esta tendencia continue aumentando por lo que desde UXmonkeys te recomendamos que tus experiencias digitales superen con creces las expectativas de los millones de usuarios de dispositivos móviles.

La mejor manera de asegurarte de que sea así es probarlas y observar cómo usuarios reales interactúan con ellas – Este es un paso crucial ya que permite identificar dónde encuentran pain points y oportunidades de mejora.

A continuación encontrarás 5 razones por las que es crucial testear tus experiencias:

1. Si el contenido no es bueno, la gente lo abandonará

Aproximadamente un tercio de los usuarios cambian rápidamente tu web o app por otro si no satisface sus necesidades. Un usuario medio deja de margen una semana a su aplicación para comprobar su valor, pero si no se siente satisfecho, la desinstala.
Por otro lado, las aplicaciones móviles pierden una media del 77% de sus usuarios activos en los 3 primeros días tras la descarga

Los usuarios de hoy en día son menos tolerantes con las malas experiencias y, en el caso smartphones, todavía más.
Si identificas que la tasa de abandono es elevada o el compromiso es bajo, es el momento de conectar con tus usuarios para descubrir qué falla en tu producto y qué puedes hacer para mejorarlo.

2. El customer-journey es omnicanal

Aunque el uso de dispositivos móviles sigue en aumento, las conversiones siguen produciéndose principalmente en los dispositivos de escritorio. Un estudio de Adobe muestra que se producen tres veces más conversiones en el escritorio que en los móviles.

A través de una encuesta realizada a expertos en marketing digital, se demostró que había dos grandes objetivos. El primero, es estudiar como los usuarios de móviles investigan/compran productos en los próximos años. Y el segundo, se trata de optimizar el recorrido del cliente en los distintos puntos de contacto.

Es clave conocer los caminos que siguen los clientes, ya que, de esta manera se asegura la información para optimizar el contenido que forja el interés, la conversión y el compromiso continuo a lo largo del viaje del cliente.

3. Las experiencias digitales deben ser siempre de alta calidad

El gran reto a la hora de crear experiencias para web, móviles y aplicaciones para distintas plataformas y mercados es garantizar que todo se represente como debe, unido a la necesidad de evolución de sus propiedades digitales, ya sea por los avances tecnológicos, las oportunidades o la competencia.

Debido a esta necesidad de evolución constante, el hecho de hacer las cosas rápidamente y tan a menudo, ocasiona que a veces se produzcan errores o descuidos. Para evitar esta situación, deberá confirmar con los usuarios tienen la misma experiencia positiva, aunque dispongan de diferentes tecnologías.

4. Las experiencias móviles tienen sus propios retos

Debido al tamaño de la pantalla de los móviles, la experiencia es diferente a la del escritorio y es necesario tenerlo en cuenta a la hora de diseñar, para evitar situaciones que a veces siguen sucediendo en la que un sitio web no se ajusta bien al móvil y provoca un torpe movimiento de pulgares a la hora de intentar rellenar un campo o navegar por la página.

Según Adobe, 8 de cada 10 usuarios abandonan la interacción con un contenido que no aparece de forma correcta en su dispositivo. Por ello, se recomienda realizar pruebas para los móviles, con el fin de ayudar y comprender los puntos clave de la experiencia y comprobar que sus propiedades digitales encajan con las necesidades de los usuarios.

5. Las pruebas con móviles en un entorno de laboratorio son como zombies

Al contrario que los teléfonos fijos, un teléfono móvil no nos ata a ningún sitio y nos permite comunicarnos desde cualquier ubicación. Es por eso que las pruebas en el laboratorio pueden arrojar datos superfluos, ya que están recogidos en un lugar fijo y estéril. Sin embargo, estas pruebas pueden realizarse en entorno natural de los usuarios, es decir, sus casas o su entorno real, y de esta manera, observar el comportamiento de estos con sus móviles.

En definitiva, hay que considerar el móvil como parte de una estrategia más amplia, ya que, una empresa que se centra en el cliente, se centra en los conocimientos humanos en todas las fases de desarrollo y en todos los dispositivos y canales, con el fin de continuar creando grandes experiencias para sus usuarios.