Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: Braindumping

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Braindumping

El braindumping o “escritura de ideas” es una técnica similar al brainstorming pero los participantes deben escribir en un papel todas las ideas que se les vayan ocurriendo para luego compartirlas con los demás.

La principal diferencia con la técnica anterior es que al mantener el anonimato de quien escribe la idea, la timidez o el miedo a juicios de valor, no afectan a su creatividad.

A continuación se leen todas las ideas y se explican si es necesario. Podemos volver a generar cierta tormenta de ideas a partir de éstas si nos parece interesante. El resto del proceso es igual que el brainstorming.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: Brainwriting

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Brainwriting

Se diferencia del Braindumping con una metodología basada en tiempos limitados. Cada participante tiene 3 a 4 minutos para empezar apuntando una primera idea en una carta.
A continuación se pasa la carta al participante de al lado y se sigue desarrollando la idea expuesta durante otros 3 a 4 minutos. Al final cada idea está ampliada con las visiones de todos los participantes. La dinámica se acerca a la del juego “el teléfono estropeado”.

Por ejemplo, atribuimos un color a cada participante para ilustrar la dinámica: 

Es una manera muy eficaz de generar muchas ideas en un tiempo muy razonable. El cronómetro siempre puede ser algo motivador y se puede adaptar muy bien en función del proyecto, del presupuesto y del tiempo que tenemos.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: La Peor Idea Posible (Worst Idea Possible)

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de La Peor Idea Posible

Consiste en encontrar los peores escenarios y crear una experiencia pésima, mala, estúpida o hasta ilegal, del producto final. Además esta técnica ayuda a romper el hielo y relajar el ambiente del grupo para empezar a idear. 

Se puede realizar con técnicas del Braindumping y del Brainwriting para trasladarla a una dinámica escrita. Esto supone que incluso se puede realizar en remoto.

La etapa siguiente consiste en dar la vuelta a las peores ideas y convertirlas en experiencias positivas. Esta técnica se puede combinar con el Brainwriting.

Esta técnica de ideación es muy lúdica y muy útil para grupos inexpertos en esto de idear en equipo. Así mismo se adapta perfectamente a un equipo de trabajo que esté muy metido en el problema, por ejemplo miembros de la empresa. Ellos estarán muy bien posicionados para sacar todas las peores situaciones que pudieran ocurrir.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: Los 6 sombreros

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Los 6 sombreros

Esta técnica parte de una hipótesis curiosa y divertida: nosotros, como seres humanos, tenemos siempre una visión concreta desde nuestra personalidad y todas nuestras ideas surgen desde ese filtro. Así que lo que se propone es definir seis roles distintos para que los participantes tomen alguno de ellos y se les obligue a pensar de una manera distinta a la suya. Los sombreros y sus colores representan estas maneras de pensar. 

• Sombrero blanco: define la neutralidad, el pensamiento objetivo. Las opiniones y 
  emociones no deben intervenir.

• Sombrero rojo: simboliza la pasión y deja máxima libertad a los sentimientos,
  a la parte irracional y a la intuición.

• Sombrero verde: representa la creatividad, y tiene la capacidad de generar ideas.

• Sombrero negro: representa la oscuridad, la negatividad. Aporta el punto de vista
  crítico, como limitar las propuestas, busca el ahorro, ser el más legal, se anticipa a
  los problemas.

• Sombrero amarillo: éste simboliza  la positividad, valora las ideas y aprovecha todo
  lo que podemos aportar. Aporta el rol de visionario, arriesgado e idealista.

• Sombrero azul: define el control y la organización. Su papel es el de facilitador
  orientando al equipo para llegar a los mejores resultados. Es el que se encarga de
    repartir el resto de sombreros al principio de la sesión.

Se trata de una dinámica lúdica e interesante a la vez. Permite explorar todas la facetas del problema y romper el hielo creando un ambiente de trabajo casi teatral.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: Storyboard

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Storyboard

Esta técnica solemos asociarla con la producción cinematográfica o de dibujos animados. Un claro ejemplo de uso de ésta fue Walt Disney que la desarrolló en todas sus producciones. Sin embargo, se adapta muy bien al mundo profesional de la empresa.

Consiste en crear una historia con el problema que intentamos resolver y a partir de ahí, desarrollarla todo lo que se nos ocurra. La plasmaremos en dibujos con subtítulos de manera que podamos fomentar a la vez la creatividad y la inspiración. La combinación de la representación gráfica con la narrativa, ayuda a disparar la creatividad y a organizar las ideas probando diferentes órdenes y secuencias. No hace falta saber dibujar bien, incluso esto puede ser otro punto más de inspiración. Conseguimos enlazar unas ideas con otras de manera que nos puede ayudar a encontrar el “happy path”.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: Los 5 «Por qués»

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Los 5 «Por Qués»

Consiste en preguntar 5 veces seguidas el por qué de una situación, para poder entender mejor la causa del problema:

Problema: El cajón no se puede abrir.
¿Por qué no se puede abrir? – porque le falta el tirador
¿Por qué le falta el tirador? – porque se han caído los tornillos
¿Por qué se han caído los tornillos? – porque estaban flojos
¿Por qué estaban flojos? – Porque no los apreté
¿Por qué no los apretaste? – Porque no tenía destornillador

Si nos quedamos en la primera respuesta, a lo mejor nos planteamos tirar el mueble. 

Pero si llegamos hasta el final de las preguntas, vemos que con tener un destornillador, el problema se resuelve.

Esta técnica por sencilla que parezca puede ser sorprendentemente enriquecedora. Abre la mente a soluciones lógicas y relacionadas con una parte del problema a la cual no habríamos prestado mucha atención. Consigue tambíen dar una estructura fija de “pregunta-respuesta” a la sesión de ideación que ayuda muchas veces a superar la aprehensión y el “sindróme de la página blanca” del comienzo para ponerse en una dinámica de manera muy natural.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: SCAMPER

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de SCAMPER

Esta técnica consiste en generar ideas para un determinado problema. Logramos que una persona sea capaz de enfrentarse a éste de una forma original y completamente diferente; cada persona puede aportar una perspectiva diferente al mismo problema.

SCAMPER es el acrónimo de Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner otro uso, eliminar y Reorganizar.

Planteamos el problema, en forma de pregunta: 

¿Qué elemento podemos Sustituir para que el cajero sea más intuitivo?

¿Y si Combinamos el teclado con la pantalla táctil?

¿Puedo Adaptar la pantalla táctil a gente con problemas visuales?

¿Cómo puedo Modificar el acceso a mi cuenta?

¿Y si proponemos que puedas hacer la compra desde el cajero?

¿Qué pasa si eliminamos “meter datos” y solo hay que poner la huella?

¿Cómo podemos reorganizar los pasos para que sea más fácil?

Se puede usar esta técnica tanto en el momento de la ideación del producto como en el momento de la conceptualización del producto digital. 

Su mayor ventaja es que ayuda definitivamente a pensar “fuera de la caja”. Si quieres crear un producto lo más innovador posible, Scamper te ayudará a encontrar caminos insólitos y diferenciadores.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: Laddering

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Laddering

Por último, podemos mencionar también la técnica del Laddering, del inglés ladder, en castellano escalera. Es muy sencilla y puede ser comparada con la técnica de “los 5 whys”. Su mayor ventaja es que se puede realizar con un único participante. 

Consiste en mantener un diálogo con el objetivo de sacar el máximo número de argumentos posibles sobre una idea y así visibilizar diferentes aspectos del problema. 

La técnica comienza por exponer un primera idea del producto que se quiere obtener, por ejemplo “Valoro mucho la característica X”. Para pasar al siguiente “escalón”, por hacer referencia al concepto de escalera, preguntamos “¿Por qué valoras tanto esta característica?”, a lo que respondemos “Porque es la que me parece más importante.” y continuamos con “¿Y por qué te parece tan importante?” y así escalón a escalón de la escalera. 

De esta forma, cuanto más descendemos la escalera más hacemos aterrizar la idea, que bajamos a conceptos cada vez más concretos marcando la dirección que queremos dar a nuestro producto

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

Técnicas de creatividad: Brainstorming

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Brainstorming

Brainstorming

Es una técnica creativa que se realiza en grupo para generar nuevas ideas sobre el tema o problema que queremos resolver en un ambiente relajado.

La colaboración entre los distintos participantes potencia la creatividad y se consiguen ideas que se van retroalimentando con las de los otros miembros del grupo.

Con el Brainstorming conseguimos resolver problemas, dar con soluciones innovadoras o inesperadas y no conformarnos con las soluciones obvias. Incluso nos puede ayudar a destapar nuevas oportunidades de negocio.

El papel del moderador es importante para no desviarnos del objetivo principal. Hay que evitar que algunos participantes acaparen la sesión y otros no hablen.

Es importante romper el hielo para que el ambiente esté distendido y los participantes se sientan cómodos para empezar a lanzar ideas que al principio serán previsibles, pero poco a poco serán más locas. Es importante ir anotándolo TODO y que esté a la vista de todos. Aquí no hay límites de propuestas.

Cuando finalizamos esta fase de generación de ideas en la que todas las propuestas valen, se pasa a hacer un listado en el que ya procuramos organizarlas un poco.

Es ahora cuando volvemos a poner los pies en la tierra y clasificamos de una manera racional las propuestas que consideramos mejores.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech

Categorías
Producto

¿Como género soluciones? Técnicas de creatividad.

Has llegado a la conclusión de que tu producto digital tiene un problema o necesita mejorar. Para esto has realizado un research que te arroja datos de gran valor para ayudarte a focalizar la solución.

Ahora, ¿cómo doy con esa solución?

Ya podemos considerar un éxito el haber descubierto el problema. Pero no debemos conformarnos con la primera opción que se nos ocurra porque seguramente es la más básica y evidente. Hay que explorar soluciones realmente innovadoras.

Tenemos que ir más allá y conseguir aportar valor a nuestro producto y resolver las necesidades reales del usuario. Para esto existe la metodología Design Thinking, con la que pensamos sin límites, todo lo que se nos ocurra, con la máxima empatía y en equipo.

Este método consta de 5 fases, pero nos vamos a centrar en la de ideación:

  • Empatizar: tenemos que conseguir meternos en los zapatos del usuario y sentir como él.
  • Definir: Filtramos la información que nos ayuda a identificar los problemas.
  • Idear: No hay límites y no tenemos que hacer juicios de valor. Todo vale porque a veces las ideas más raras son las que aportan las soluciones más sorprendentes.
  • Prototipar: “pintamos” de una forma rápida lo que hasta ahora eran ideas. Nos ayuda a visualizar e incluso a intuir el MVP (producto mínimo viable).
  • Testear: probamos nuestro prototipo con público real. Con el feedback obtenemos conclusiones sobre la solución planteada.

Ideación

Antes de empezar con la fase de ideación, es fundamental tener una figura moderadora que llamaremos facilitador. Éste debe dejar que el equipo exponga libremente todas las ideas sin condicionarlas ni dar su opinión. Se encargará de medir los tiempos y crear un buen ambiente de trabajo y colaboración entre las personas que participan. 

  • Se debe mantener el respeto en todo momento y no juzgar ninguna idea. Solo así conseguiremos la magia de este proceso.
  • Todas las ideas son buenas por absurdas que parezcan porque pueden dar pie a otras ideas inesperadas. Hay que obligar al equipo a pensar “fuera de la caja”.
  • A mayor cantidad de ideas, más posibilidades de dar con la solución. Más adelante las ordenaremos y priorizaremos.
  • Es fundamental contar con herramientas visuales para que ninguna idea se pierda y podamos verlas en todo momento: post-it, folios, pizarras…

Técnicas de ideación

Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras.

  • Brainstorming
  • Braindumping
  • La Peor Idea Posible (Worst possible Idea)
  • Los 6 sombreros (6 thinking hats)
  • Storyboard
  • Los 5 “por qués”
  • Scamper
  • Laddering

Después de aplicar alguna de estas técnicas (hay muchas más), debemos determinar si se pueden llevar a cabo o no las ideas que hemos obtenido. Cuando hayamos llegado a conclusiones prácticas y hayamos analizado si se puede realizar, habremos terminado con la etapa de generación de ideas.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech