Como diseñador, las cosas que decides NO incluir en los diseños también forman parte del diseño; nuestro trabajo incluye todos los añadidos y reducciones que ponemos o quitamos. Mientras que, como crítico, el feedback que decides NO dar al diseñador, es una parte extremadamente importante del resultado de su diseño

Feedback ¿Crítica constructiva?

Los diseñadores que se sienten frustrados jamás operan al 100% 

Existen factores externos que impiden a los diseñadores trabajar al 100%, factores que minan el trabajo y la moral de los diseñadores y que se traduce en un trabajo por debajo de sus posibilidades

Estos factores pueden ser muy variados: Jefes que no permiten libertad creativa, compañeros que no reconocen méritos o ideas, ambientes insanamente competitivos, pánico a recibir feedback en publico, falta de objetivos claros, etc

Por eso, estar en una posición que te permite ofrecer feedback directo sobre el diseño, requiere un gran esfuerzo de empatía hacia los diseñadores

Esto no quita que los diseñadores deban saber aceptar feedback negativo, saber participar en discusiones intensas sobre su trabajo y saber entender que esas discusiones jamás deben ser llevadas al terreno personal o ser tomadas como una crítica a su talento

Por otro lado, debes entender que tu posición jerárquicamente superior no te da derecho a ser un c****** . No hace falta ser la persona que siempre critica o puntualiza todo.

Aquí os dejamos una guía que facilitará ofrecer feedback a los diseñadores sin dañar la moral del equipo ni minar su creatividad.

“Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada”

-Anónimo

#1 No necesitas demostrar que alguien se equivoca para tener razón

Una práctica común cuando se intenta convencer a alguien es atacar a cualquier cosa que sea distinta a lo que tu tienes en mente

Se puede conseguir el mismo objetivo centrando la atención en las ventajas de tu propuesta sin necesidad de atacar a ninguna otra.

Parece algo obvio pero en la práctica no todo el mundo es capaz de hacerlo

#2 No necesitas demostrar cuanto sabes

Todos lo hemos visto alguna vez, alguien aprovecha su turno para dar una clase magistral sobre algo; hablar de sus años de experiencia, su gran conocimiento, etc

Al final del día, las reuniones de diseño se deben centrar en hacer los diseños más efectivos, no en tu indiscutible experiencia

#3 Necesitas distinguir Feedback conceptual de Feedback de diseño

Diseñadores y críticos deben saber la diferencia entre las reuniones de diseño conceptual y las reuniones de diseño físico. Las primeras tratan de explorar ideas, posibilidades y expandir el pensamiento todo lo posible mientas que las segundas, tratan de refinar, tomar decisiones finales, arreglar problemas de usabilidad y finalizar el diseño

#4 Algunos comentarios encajan mejor en privado que en público

Pregúntate siempre si es necesario que 12 personas pierdan el tiempo en una reunión de diseño escuchando tu comentario. Un simple mensaje posterior a la reunión comentando pequeñas cosas (faltas ortográficas por ejemplo) será mucho más efectivo

#5 Al final del día se trata de sacar lo mejor de todo el equipo

Al final del día, todos somos humanos, nos gusta lo que hacemos pero también nos gusta llevarnos bien y que nos respeten. Pasamos gran parte del día con nuestros compañeros, a veces incluso más que con nuestras familias, y por eso, crear un ambiente de trabajo donde la gente vaya a gusto cada mañana no sólo mejora la productividad de todos, sino la calidad de ese tiempo