Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Braindumping

El braindumping o “escritura de ideas” es una técnica similar al brainstorming pero los participantes deben escribir en un papel todas las ideas que se les vayan ocurriendo para luego compartirlas con los demás.

La principal diferencia con la técnica anterior es que al mantener el anonimato de quien escribe la idea, la timidez o el miedo a juicios de valor, no afectan a su creatividad.

A continuación se leen todas las ideas y se explican si es necesario. Podemos volver a generar cierta tormenta de ideas a partir de éstas si nos parece interesante. El resto del proceso es igual que el brainstorming.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech