Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Laddering

Por último, podemos mencionar también la técnica del Laddering, del inglés ladder, en castellano escalera. Es muy sencilla y puede ser comparada con la técnica de “los 5 whys”. Su mayor ventaja es que se puede realizar con un único participante. 

Consiste en mantener un diálogo con el objetivo de sacar el máximo número de argumentos posibles sobre una idea y así visibilizar diferentes aspectos del problema. 

La técnica comienza por exponer un primera idea del producto que se quiere obtener, por ejemplo “Valoro mucho la característica X”. Para pasar al siguiente “escalón”, por hacer referencia al concepto de escalera, preguntamos “¿Por qué valoras tanto esta característica?”, a lo que respondemos “Porque es la que me parece más importante.” y continuamos con “¿Y por qué te parece tan importante?” y así escalón a escalón de la escalera. 

De esta forma, cuanto más descendemos la escalera más hacemos aterrizar la idea, que bajamos a conceptos cada vez más concretos marcando la dirección que queremos dar a nuestro producto

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech