Ahora que ya tenemos claro cómo hay que preparar una sesión de ideación, vamos a detallar algunas de las técnicas más utilizadas. Existen muchas más y todas son igual de válidas, pero lo que si es cierto, es que dependiendo del problema al que nos enfrentamos, unas serán mejores que otras. En este post vamos a tratar la técnica de Los 5 «Por Qués»

Consiste en preguntar 5 veces seguidas el por qué de una situación, para poder entender mejor la causa del problema:

Problema: El cajón no se puede abrir.
¿Por qué no se puede abrir? – porque le falta el tirador
¿Por qué le falta el tirador? – porque se han caído los tornillos
¿Por qué se han caído los tornillos? – porque estaban flojos
¿Por qué estaban flojos? – Porque no los apreté
¿Por qué no los apretaste? – Porque no tenía destornillador

Si nos quedamos en la primera respuesta, a lo mejor nos planteamos tirar el mueble. 

Pero si llegamos hasta el final de las preguntas, vemos que con tener un destornillador, el problema se resuelve.

Esta técnica por sencilla que parezca puede ser sorprendentemente enriquecedora. Abre la mente a soluciones lógicas y relacionadas con una parte del problema a la cual no habríamos prestado mucha atención. Consigue tambíen dar una estructura fija de “pregunta-respuesta” a la sesión de ideación que ayuda muchas veces a superar la aprehensión y el “sindróme de la página blanca” del comienzo para ponerse en una dinámica de manera muy natural.

Este artículo ha sido creado por Anne Brachet y Patricia Valdés Pascual de Riquelme para UXmonkeys en colaboración con TheBridge.tech